Búsqueda Avanzada

0 € a 10.000.000 €

encontramos 0 inmuebles
Resultados de búsqueda

Formas de ahorrar viviendo de alquiler.

Publicado por hqrealty el 19/03/2015

Beneficios de vivir de alquiler

La crisis económica que todavía está afectando a España ha tenido muchas consecuencias. En el mercado de la vivienda quizás la más notable sea un cambio en la mentalidad de muchas personas que, después de ver los estragos sufridos por el mercado inmobiliario, se han decidido a alquilar en lugar de comprar una vivienda. Hasta hace poco el hecho de vivir de alquiler era considerado algo así como un estado transitorio a la espera de encontrar esa casa perfecta con la que hipotecarse para el resto de los días. Ahora todo ha cambiado.

En efecto, vivir de alquiler ofrece actualmente muchas ventajas. La más obvia es la flexibilidad que ofrece en contraste con el lastre que supone una hipoteca a largo plazo. Pero además, hay muchos otros beneficios a tener en cuenta cuando se alquila una vivienda y, entre ellos, lo más interesante es todo aquello que nos permita ahorrar algo de dinero.

Las instituciones intentan fomentar el alquiler entre los jóvenes mediante ayudas que,  dependiendo de cada Comunidad Autónoma, pueden traducirse en ahorros de hasta 2.400€ anuales. Para saber exactamente los requisitos conviene contactar con los organismos competentes de cada región. Además, el gobierno suele incluir deducciones en los impuestos por alquilar una vivienda considerada habitual y que actualmente rondan el 10%.  Es recomendable revisar cada año este punto y comprobar las condiciones.

Otra de las formas de ahorrar es compartiendo la vivienda. Es mucho más fácil hacerlo con una vivienda de alquiler que con una en propiedad y los gastos se reducen considerablemente. Eso sí,  debes aprender a compartir espacios y sacrificar algo de la intimidad que se disfruta cuando se vive solo.  En uno u otro caso, para rascar algunos euros más, es muy aconsejable controlar las facturas domésticas regularmente. Hay muchos gastos a los que no se presta atención y es posible que con algunos cambios se consiga algún ahorro. Por ejemplo, cambiando de compañía de luz o gas o compartiendo servicios como internet, entre otros.

La última moda para ahorrar es el consumo colaborativo. Consiste en subarrendar partes de la vivienda o el garaje que no se utilizan a tiempo completo, aunque ello debe estar permitido en el contrato.

Finalmente, los precios del alquiler en Madrid están sujetos a constantes cambios por la oferta y la demanda. Si tienes una buena relación con el propietario, es posible que esté dispuesto a renegociar el precio. Una ligera rebaja mensual puede suponer un gran ahorro al final del año.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comparar Inmuebles