Búsqueda Avanzada

0 € a 10.000.000 €

Mas Filtros
Últimos 0 Inmuebles. VER TODOS
Búsqueda Avanzada

0 € a 10.000.000 €

Mas Filtros
encontramos 0 inmuebles
Resultados de búsqueda

Septiembre, el mejor mes del año para comprar casa

Publicado por hqrealty en 06/09/2018

Esta época es la más propicia para adquirir una propiedad, pues aumenta la competencia de los bancos por ofrecer jugosas ofertas y los precios de los pisos experimentan un descenso

Septiembre supone el fin de las vacaciones y el regreso a la rutina, pero también, potencia el interés de los inversores bien asesorados por adquirir propiedades. Y es que, los últimos coletazos del verano y la llegada de la época otoñal presentan el escenario ideal para comprar una casa. Y no solo una casa. Este mes también se considera el más idóneo para pagar por un local comercial, por terrenos o por oficinas. Esta predisposición al desembolso por parte de los compradores debidamente aconsejados se proyecta también en octubre y en noviembre.

Es el periodo en el que se desdibujan esas pretensiones iniciales por parte de aquellas personas que deseaban adquirir una vivienda vacacional, pero desisten de la idea, abrumados por todo lo que conlleva la decisión. Es el momento en el que avivan los objetivos de los verdaderos inversores. Y lo hacen por varias razones. Por un lado, la competencia de los bancos aumenta para ofrecer las mejores hipotecas. Por el otro, los precios de los pisos son más bajos. De hecho, cada agosto se experimenta un descenso, debido, entre otras cosas, al parón de las transacciones durante las vacaciones. No en vano, se erige como la peor época para invertir en propiedades, siendo la primavera una estación propicia para interesarse por una segunda residencia. Mientras, el invierno no supone un momento desastroso para comprar, pero los inmuebles disponibles no son tan numerosos y la lista la conforman aquellos que no han encontrado candidato durante varios meses.

Por tanto, septiembre es el mejor mes del año para comprar una casa por antonomasia. También en lo que respecta al apartado legislativo. Y es que, es en el primer trimestre cuando se suelen efectuar aquellos cambios en la legislación que pueden afectar a los compradores sin conocer las consecuencias de antemano. De esta forma, los interesados en adquirir una propiedad son conscientes de esas modificaciones legislativas o tributarias, y obran rigiéndose por esta información. Es la manera de asegurarse operaciones beneficiosas e interesantes.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comparar Inmuebles